CIDH vuelve a la Nicaragua de Somoza

Daniel Cerqueira*

Publicado originalmente en Global Americans

En noviembre de 1978, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) visitó a una Nicaragua bañada en sangre por Anastasio Somoza, el último de una dinastía de dictadores que gobernó el país entre 1934 y 1979. Cuarenta años después, el principal órgano de derechos humanos de las Américas regresa a una Nicaragua sometida por otro régimen adicto al poder y experto en el arte de la manipulación. Sigue leyendo

Contexto y patrones de macrocriminalidad en Colombia: Una forma de buscar el derecho a la justicia

Juan Pablo Hinestrosa Velez[1]

Introducción

El contexto es un marco de referencia para un análisis jurídico[2], cual si fuera una pintura u obra artística, el marco contiene otros componentes que se conjugan en un determinado momento, un crisol de sombras y colores. Además, esa característica de conjunto del contexto permite agrupar otros insumos de investigación y análisis, como los patrones de macrocriminalidad, aspecto al cual nos referiremos en este escrito. Sigue leyendo

La elección del titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Jalisco, 2017-2022: Una oportunidad fallida

César Octavio Pérez Verónica

ddhhh jalisco

En el 2007, la LXIII Legislatura del Estado de Jalisco, eligió como nuevo presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Jalisco (Cedhj) a Felipe de Jesús Álvarez Cibrián (2007-2012). Fue un proceso polémico, particularmente por no tener ningún antecedente o mérito como defensor de derechos humanos a diferencia de algunos/as aspirantes con perfiles idóneos para el cargo y cuyas trayectorias eran públicamente reconocidas.

Sigue leyendo

El asesinato de los cuatro periodistas holandeses en El Salvador: Un caso paradigmático de violación a la libertad de expresión

Vladimir Saldaña y Oscar Antonio Pérez

Foto de periodistas holandeses 

El 17 de marzo de 1982, durante el conflicto armado en El Salvador, cuatro periodistas de nacionalidad holandesa sufrieron uno de tantos ataques realizadas por la Fuerza Armada para sembrar terror y miedo entre la población. Sus cuerpos quedaron tendidos en el césped y junto a ellos las únicas “armas” que le acompañaban: su cámara, plumas y libretas.

Sigue leyendo