El síndrome de la depresión constitucional

Miguel Sarre,
Miembro del Consejo Directivo de DPLF,  Profesor investigador del ITAM

Hand of business person watering idea tree.

En una lectura que hice hace años, cuya fuente no he podido recuperar, un viejo profesor narraba cómo, en los albores de la Guerra Civil española, no interrumpió sus clases a pesar de que, desde el aula, se escuchaba el detonar las bombas. Pensó entonces que las hostilidades cesarían en algún momento y que si no se preparaba una nueva generación de juristas, no podrían construirse las instituciones democráticas que anhelaba.

Continue Reading

Ecuador: jueces nuevos desde odres viejos

Luis Pásara, Sénior Fellow, DPLF

Job interview. Recruitment Hand.

El proceso de renovación de la Corte Nacional –máxima instancia del sistema judicial– terminó el 21 de noviembre con la designación de siete nuevos jueces, cuatro mujeres y tres hombres, todos jueces en ejercicio en el momento en el que se presentaron al concurso. Terminó así un proceso de cuatro meses, transcurridos desde la convocatoria, que incluyó una evaluación de méritos y dos pruebas, una con setenta preguntas escritas y de respuestas múltiples, y otra que requirió a los postulantes producir una resolución en casación en dos casos reales.

Continue Reading

El asesinato de los cuatro periodistas holandeses en El Salvador: Un caso paradigmático de violación a la libertad de expresión

Vladimir Saldaña y Oscar Antonio Pérez
VOCES Diario digital y Fundación Comunicándonos

Foto de periodistas holandeses 

El 17 de marzo de 1982, durante el conflicto armado en El Salvador, cuatro periodistas de nacionalidad holandesa sufrieron uno de tantos ataques realizadas por la Fuerza Armada para sembrar terror y miedo entre la población. Sus cuerpos quedaron tendidos en el césped y junto a ellos las únicas “armas” que le acompañaban: su cámara, plumas y libretas.

Continue Reading

Salvadoran prisons: a portrait of extraordinary cruelty

Marien Rivera, Program Officer, DPLF
Español

Old steel door that open to the outside.

Juan turned twenty years old a month ago. As a birthday present, his mother got a lawyer to transfer him from Izalco to Apanteos, both prisons in El Salvador. Juan has already been in custody for a year and a half, yet his trial has been postponed for the third time. Officially, he is being accused of belonging to a “Barrio 18” extortionist gang cell, although, in reality, Juan’s most serious “offense” is inhabiting the impoverished neighborhood of Las Palmas. This is a common scenario resulting from massive raids against young people pigeonholed as gang members. Two years ago, a series of “extraordinary measures” were implemented in prisons. As a result, transfers of prisoners to their own hearings were suspended, family visits were canceled and commissaries closed; since then, inmates have no access to most essential goods. From the time Juan entered prison, his only clothes have been the very same briefs he was wearing at the time of his arrest. Everything else was taken away. When available, he uses water solely for his personal hygiene. In Izalco, Juan shared a tiny cell with other sixty inmates, thus, it was not uncommon to be forced to spend twenty-four hours a day with portions of his body hanging outside the prison cell. Despite the unbearable overcrowding, due to these new measures, authorities drastically reduced patio hours: they were allowed to step out of their booths three times a week, just for an hour. Upon his arrival at Apanteos, Juan was diagnosed with advanced stage tuberculosis, but there is no available treatment for him. His chances of reaching twenty-one are growing slimmer every day. Like Juan, at least another 18,000 inmates are awaiting trial;[1] most of them are young people under 25 years of age, holding no more than basic education, branded as gang members.[2]

Continue Reading

Prisiones salvadoreñas: el retrato de una crueldad extraordinaria

Marien Rivera, Oficial de Programa, DPLF
English

Old steel door that open to the outside.

Juan cumplió veinte años hace un mes. Como regalo de cumpleaños, su madre consiguió que un abogado lo trasladara del penal de Izalco al de Apanteos, en El Salvador. Juan lleva ya un año y medio en prisión preventiva y su audiencia de juicio se ha pospuesto por tercera vez. Formalmente, lo acusan de pertenecer a una célula de la pandilla 18 que se dedica a la extorsión, aunque, en realidad, el error más grave que ha cometido Juan es vivir en el empobrecido barrio de Las Palmas; escenario común de redadas masivas contra jóvenes presuntamente pandilleros.

Continue Reading

Ecuador: entre la repetición y la oportunidad

Luis Pásara, Senior Fellow, DPLF

Business Legal Process Abstract

El presidente Lenin Moreno tomó posesión del cargo en mayo de este año. Habiendo sido vicepresidente en el gobierno de Rafael Correa en el periodo 2007-2013 y postulado a la presidencia por Alianza País –el partido de gobierno desde 2006–, se le consideró sucesor de Correa. Sin embargo, Moreno se ha distanciado de su antecesor en varios aspectos, hasta el punto que el 1 de noviembre la dirigencia del partido anunció “la pérdida inmediata de su dignidad como presidente del Movimiento Alianza PAIS” y la mayoritaria bancada parlamentaria se dividió en dos sectores, de los cuales el mayoritario responde al presidente Moreno mientras el otro se mantiene leal al expresidente Correa.

Continue Reading

Masacre en la UCA: la larga batalla por la justicia

Leonor Arteaga, Oficial de Programa Sénior, DPLF

ellacuria--575x323--575x323

En la madrugada del 16 de noviembre de 1989, seis sacerdotes jesuitas -Ignacio Ellacuría, Ignacio Martín Baró, Segundo Montes Mozo, Joaquín López y López, Amando López, y Juan Ramón Moreno-, junto a su empleada Julia Elba Ramos y su hija Celina Mariceth Ramos, fueron asesinados en el interior de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (UCA), a manos de la Fuerza Armada de El Salvador.

Continue Reading