Proyecto de resolución que se discutirá en la Asamblea General extraordinaria

A continuación encontrará el proyecto de resolución que se discutirá el próximo viernes 22 de marzo, en la Asamblea General extraordinaria de la OEA a realizarse en la ciudad de Washington D.C. Como se mencionó en el post anterior, a pesar de la actitud positiva de muchos Estados por aprobar una resolución por consenso, esto no se logró y el documento que llega a la Asamblea General es una “resolución abierta” que será discutida por los cancilleres asistentes a la reunión.

Cabe resaltar que en la mayoría de temas abordados en este documento si hubo acuerdo entre los Estados. Fueron principalmente dos temas los que los dividieron e impidieron la aprobación de la resolución: el del financiamiento de la CIDH y el de las relatorías.

En el primer punto, Ecuador, Venezuela, Bolivia, Grenada y Nicaragua no aceptaron que la resolución señalara que el financiamiento que el SIDH recibe a través de contribuciones voluntarias de Estados parte, observadores y otras instituciones debía ser “preferentemente sin fines específicos”. Estos países rechazaron la palabra “preferente” y plantearon que la resolución dijera que las contribuciones voluntarias que el SIDH recibe no debían tener fines específicos (lo que podría poner en cuestión los fondos que recibe la CIDH para temas concretos, como por ejemplo el de libertad de expresión). En cuanto al segundo punto, los países mencionados arriba no rechazaron la propuesta que proponía a la CIDH fortalecer todas sus relatorías “inclusive mediante la consideración de otorgar el carácter de especiales a las relatorías temáticas existentes (o sea, poniendo a todas las relatorías al mismo nivel) pero señalaron que debían hacer consultas con sus capitales.

Hasta el momento se sabe que estarán en la Asamblea General los cancilleres de Argentina, Chile, Colombia, Perú, Paraguay, Costa Rica, El Salvador Guatemala, Honduras, México y Grenada. Se especula también acerca de la llegada del Presidente ecuatoriano Rafael Correa a la reunión. El canciller ecuatoriano ha convocado a una reunión de Estados parte de la Convención Americana para el día jueves 21 por la tarde, donde solo podrán asistir aquellos estados miembros de la OEA que han ratificado la Convención Americana de Derechos Humano, con lo que se excluye la presencia de Canadá, Estados Unidos y aquellos países del Caribe que no han ratificado la Convención.

Proyecto de Resolución que se discutirá en la Asamblea General extraordinaria este viernes, 22 de marzo.

Draft resolution to be discussed at the extraordinary General Assembly on Friday, March 22.

Despues de 21 meses discutiendo….no hay consenso

Sesión del Consejo Permanente (foto OEA)

Sesión del Consejo Permanente (foto OEA)

El martes 19 de marzo se llevó a cabo una nueva reunión del Consejo Permanente (CP) de la OEA en la que el Embajador Joel Hernández (México), a cargo del grupo de trabajo creado para preparar la propuesta de resolución a ser discutida en la Asamblea General,  presentó  los resultados de las deliberaciones que el lideró. El Embajador Hernández señaló que el texto que presentaba esa tarde a consideración del CP reflejaba la posición de todas las delegaciones, haciendo la salvedad que sobre el párrafo 4 no había habido consenso y que el párrafo 6 había sido aprobado por algunas delegaciones ad referéndum. La parte resolutiva del texto presentado por el Embajador Hernández señalaba lo siguiente:

  1. Tomar nota de las respuestas de la CIDH al Consejo Permanente respecto de las recomendaciones del “Grupo de Trabajo Especial de reflexión sobre el Funcionamiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para el Fortalecimiento del SIDH”, y de la Reforma del Reglamento, Políticas y Prácticas de la CIDH-Resolución No. 1/2013 aprobada por la CIDH el 18 de marzo de 2013- (CP/doc.4846/13), y solicitarle que continúe avanzando en su aplicación de conformidad con los instrumentos jurídicos interamericanos pertinentes
  2. Solicitar a la CIDH, que en el marco de su Plan Estratégico, ponga en práctica aquellas recomendaciones cuya aplicación esta pendiente.
  3. Alentar a la CIDH a fortalecer sus esfuerzos de promoción de los derechos humanos inclusive mediante el apoyo a los sistemas nacionales
  4. Reafirmar su compromiso de lograr el pleno financiamiento del SIDH a través del presupuesto regular de la OEA. Mientras se alcanza ese compromiso, invitar a los estados miembros, a los estados observadores y a otras instituciones a que, continúen realizando contribuciones voluntarias en el marco de los lineamientos de la Corte Interamericana de Derechos Humanos  2010-2015 y del Plan Estratégico de la CIDH 2011-2015, y preferentemente sin fines específicos. [el subrayado es nuestro]
  5. Solicitar al Secretario General que presente al Consejo Permanente a la brevedad posible un análisis detallado y actualizado de los costos del pleno funcionamiento de los órganos del SIDH.
  6. Proponer a la CIDH que, en función del principio de indivisibilidad de los derechos humanos, fortalezca todas sus relatorías, inclusive mediante la consideración de otorgar el carácter de especiales a las relatorías temáticas existentes, sobre la base de un financiamiento adecuado y sin afectar sus otras responsabilidades. [el subrayado es nuestro]
  7. Instar a los Estados Miembros de la OEA, cuando proceda, a ratificar o adherir a todos los instrumentos jurídicos interamericanos sobre derechos humanos, en especial a la Convención Americana sobre Derechos Humanos, y a aceptar la jurisdicción contenciosa de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, sin perjuicio de las obligaciones que emanan de la Carta de la OEA.

Iniciado el debate, Argentina fue el primer país en participar, haciendo algunos comentarios al texto pero finalmente uniéndose al consenso. Ecuador, Venezuela, Nicaragua, Bolivia señalaron que no aprobaban el párrafo 4 si se mantenía el término “preferentemente” y que no se podían pronunciar sobre el párrafo 6 porque estaba bajo consulta.  Ecuador señaló que esperaba que el Presidente del  Consejo Permanente presentara una versión consensuada del documento, pero  recordó que en la Asamblea General  “serán los cancilleres los que tengan la última palabra”. Para Venezuela esté seguía siendo un “documento en revisión”.

Canadá, Brasil, Uruguay, Bahamas, El Salvador, Chile, y Perú estuvieron a favor de aprobar el texto tal como está. Brasil sugirió que se pasara a una siguiente fase de la discusión donde las delegaciones ya no digan lo que piensan sino que se pasara a votación, ad referéndum o lo que sea necesario para tomar una decisión. Para Brasil era importante que todos los Estados opinen pero señalo que “no es justo que países que sí participaron de todas las discusiones tengan que volver a debatir temas que ya fueron ampliamente debatidos”. Chile agregó que el tema del financiamiento pleno del SIDH no se había abordado durante el proceso por lo que consideraba que se debería aclarar en el documento que esta iniciativa no se debía hacer “a costa de otras prioridades de la organización”. En la línea de Brasil, Uruguay señalo enfáticamente que ya se conocían las posiciones de cada Estado, que había consenso en muchas cosas y que por tanto había que pasar a una segunda fase. Perú se adhirió a las propuestas de Brasil y Uruguay y señaló expresamente que consideraba que la propuesta presentada por el Embajador Hernández expresaba muy bien la voz de todos, incluyendo los que discrepan.

Al final de la reunión, y ante el cansancio evidente de las delegaciones y su incomodidad frente a las mismas discusiones sobre los mismos temas, el Presidente del Consejo Permanente señaló que no se había alcanzado el consenso por lo que proponía elevar este proyecto de resolución a la Asamblea General para su discusión en este espacio.

Como señalaron varios embajadores, hubo muchos temas en los que si hubo consenso, pero donde claramente hay visiones opuestas, es en lo relativo a  las contribuciones voluntarias, donde Ecuador, Bolivia, Nicaragua y Venezuela plantean que no deben ser para fines específicos, y en lo referido a la creación de relatorías especiales, que para estos mismos países debería ser no sólo una propuesta para la CIDH sino un imperativo.

Debate se entrampa en el tema de financiamiento de la CIDH

El lunes 18 de marzo, el grupo de trabajo del Consejo Permanente retomó  la discusión sobre los puntos resolutivos de la propuesta de resolución que se llevaría a la Asamblea General Extraordinaria este viernes 22 de marzo. El punto 4, relativo a las Relatorías de la CIDH, generó posiciones encontradas ente países como Ecuador, Nicaragua y Venezuela que propugnaban porque todas tuviesen igual jerarquía y recursos, y otros como Estados Unidos que señalaban que esto sería difícil de ejecutar en la práctica. La redacción final a la que se llegó en este punto fue:

“Proponer a la CIDH que, en función del principio de indivisibilidad de los derechos humanos, fortalezca todas sus relatorías, inclusive mediante considerar el otorgamiento del carácter de especiales a las relatorías temáticas existentes, sobre la base de un financiamiento adecuado y sin afectar sus otras responsabilidades”. (Ad referéndum para consultar con su capital EC, VZ, AR, BO y NI)

El punto 5 (solicitar al Secretario General un análisis sobre costos de funcionamiento del SIDH) y 7 (instar a los Estados a ratificar instrumentos del SIDH y la jurisdicción de la Corte IDH) fueron aprobados con algunas adiciones para darle mayor claridad al texto.

Pero el centro del debate estuvo la redacción del punto 6 en relación con las fuentes de financiamiento del SIDH: si los Estados debían asumir plenamente, de forma progresiva o exclusiva los costos del SIDH y si el destino de las contribuciones voluntarias de Estados no miembros o de organismos internacionales debía otorgarse de forma condicionada o no para garantizar su independencia. En este último extremo destacó la participación de Ecuador, contraria a Estados Unidos o Brasil quienes sostuvieron la inviabilidad de esta propuesta porque las contribuciones de países o agencias donantes se otorgan siempre para un tema especifico. Perú propuso como alternativa que se agregara que las contribuciones voluntarias debían enmarcarse dentro de los fines o planes estratégicos de la CIDH. Sobre este tema no hubo acuerdo final pero la última versión que se discutió fue:

“Reafirmar su compromiso de lograr el pleno financiamiento del SIDH a través del  presupuesto regular de la OEA.  Mientras se alcanza ese compromiso, invitar a los Estados Miembros, a los Estados Observadores y a otras instituciones a que continúen realizando contribuciones voluntarias en el marco de los lineamientos 2011 – 2015 de la Corte y del Plan Estratégico de la CIDH y, preferentemente, sin fines específicos”.

Argentina, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela objetaron la expresión “preferentemente“, mientras que Canadá, Colombia, Costa Rica y Estados Unidos objetaron la inclusión de “sin fines específicos“. Despues de muchas discusiones no se alcanzó el consenso y la propuesta se dejó como propuesta de la Presidencia. La discusión continúa el día martes 19 a las 4 de la tarde.

Continúa la discusión sobre propuesta de resolución para la Asamblea General del 22 de marzo

Embajador Joel Hernandez, Representante Permanente de México ante la OEA

Embajador Joel Hernandez, Representante Permanente de México ante la OEA

El jueves 14 y viernes 15 de marzo, el recientemente formado grupo de trabajo del CP encabezado por el Embajador Joel Hernández (México) se reunió en la sede principal de la OEA para continuar el debate sobre la propuesta de resolución que se llevaría a la Asamblea General Extraordinaria a realizarse el proximo viernes 22 de marzo en Washington, D.C. La propuesta  con que se inició la discusión del dia viernes decía en su parte resolutiva:

1. Tomar nota de la aplicación por la CIDH de las recomendaciones del “Grupo de Trabajo especial de reflexión sobre el Funcionamiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para el Fortalecimiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos” y solicitarle que continúe avanzando en su aplicación, de conformidad con los instrumentos jurídicos interamericanos.

2. Solicitar a la CIDH, poner en práctica aquellas recomendaciones cuya aplicación esté pendiente, en el marco de su Plan Estratégico

3. Reconocer el compromiso de la CIDH con la promoción de los derechos humanos, mediante el apoyo a los sistemas nacionales

4. Proponer a la CIDH que, en función del principio de la indivisibilidad de los derechos humanos, considere otorgar el carácter de especiales a todas las relatorías y reiterar para ello el compromiso de los Estados Miembros de garantizar su financiamiento.

5. Solicitar al Secretario General que presente un análisis detallado de los costos de funcionamiento de los órganos del SIDH

6. Instar a los Estados Miembros a asumir plenamente el financiamiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, a través del presupuesto regular de la OEA y de  contribuciones voluntarias.

7. Instar a los Estados miembros de la OEA a ratificar o adherir todos los instrumentos jurídicos interamericanos sobre derechos humanos, en especial a la Convención Americana sobre Derechos Humanos y a aceptar, cuando proceda, la jurisdicción contenciosa de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Después de una larga discusión y bordeando el final de la jornada, el Embajador Joel Hernández resumió las principales preocupaciones que esta nueva versión había promovido entre los Estados miembros. En primer lugar, resaltó que existía un apoyo generalizado a la idea que cualquier medida que se tome no implique disminuir el apoyo a otras relatorías. Por otro lado, señaló que existía una preocupación frente a la sobrecarga de tareas que podría tener la CIDH, por lo que la resolución debería dejar esto claro.

A las 7 de la noche aproximadamente, y tomando en consideracion las distintas propuestas y sugerencias, se presentó una nueva versión del articulo 5:

“Proponer a la CIDH que estudie la posibilidad de funcionar de  manera permanente en la sede y, en función del principio de indivisibilidad de los derechos humanos, otorgar el carácter de   especiales a todas las relatorías, sin afectar el desarrollo de sus otras responsabilidades y  reiterar para ello el compromiso de los estados miembros de garantizar su financiamiento para ese fin”.

Esta nueva propuesta provoco diversos comentarios impidiendo el consenso  por lo que se decidió regresar a la versión anterior (presentada al inicio del dia) y postergar la discusión para el próximo lunes 18 de marzo.

Se crea nuevo grupo de trabajo para elaborar propuesta de resolución (13 de marzo)

Embajador de Nicaragua ante la OEA, acutal Presidente del Consejo Permanente

Embajador de Nicaragua ante la OEA, acutal Presidente del Consejo Permanente

El día miércoles 13 de marzo, se llevo a cabo una nueva reunión del Consejo Permanente con la finalidad de discutir la propuesta de resolución que se llevaría a la Asamblea General extraordinaria del 22 de marzo. La reunión empezó con la presentación de una nueva propuesta de resolución elaborada por la Presidencia del CP, a cargo del representante de Nicaragua. Mas allá de la valoración de los temas concretos que contenía esta nueva propuesta, esta no reflejaba adecuadamente las discusiones sostenidas durante el proceso de reforma, como quedo evidenciado durante la reunión. Ante la falta de consenso, casi al final de la reunión se planteo la creación de un grupo de trabajo presidido por el representante de México, con el apoyo de la representación de Perú y del jefe de gabinete de la Secretaria General de la OEA, Embajador Hugo de Zela. El grupo de trabajo deberá presentar el próximo viernes 15 de marzo una nueva propuesta de resolución “que contenga las 3C” como dijeron algunos Estados, esto es: corta, concisa y de consenso.

Propuesta de resolución presentada por la presidencia del CP (Nicaragua)

Los límites jurídicos a las reformas al Estatuto de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)

Análisis jurídico sobre las propuestas de enmienda a los instrumentos interamericanos de derechos humanos en el marco del proceso de “Reflexión sobre el funcionamiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para el fortalecimiento del sistema interamericano de derechos humanos”. Este documento ha sido debatido y acordado por un grupo de juristas y académicos de distintas Universidades de la región con el ánimo de contribuir desde el punto de vista técnico del derecho internacional al proceso de discusión adelantado en el seno de la Organización de Estados Americanos (OEA). 

Para leer el documento completo haga click aquí.

Para leer la nota de prensa sobre esta declaración haga click aquí.

Conferencia de Estados parte de la Convencion Americana de Derechos Humanos (11 de marzo)

Declaración aprobada en la Conferencia de Estados parte de la Convencion Americana de Derechos Humanos, realizada el 11 de marzo en Guayaquil, Ecuador

DECLARACION DE GUAYAQUIL

Discurso del Presidente Correa durante la reunión de Guayaquil

Discurso del Canciller de Ecuador en Guayaquil