Presidente Pedro Castillo en Perú: del gobierno del pueblo al (des)gobierno

David Lovatón*

El gobierno del presidente del Perú, Pedro Castillo, ha enfrentado una nueva crisis política con la renuncia del ex ministro del Interior Avelino Guillén y de la primera ministra Mirtha Vásquez. Según el artículo 133° de la Constitución peruana, si el primer ministro renuncia “se produce la crisis total del gabinete” ministerial y, en consecuencia, el presidente tiene que designar uno nuevo. Así, el 1° de febrero el presidente Castillo, por tercera vez en solo seis meses de gobierno, designó primer ministro y nuevo gabinete. La designación del premier Héctor Valer ha mostrado -una vez más- improvisación, falta de toma de decisiones y, como consecuencia, el desgobierno en varios sectores como el de la seguridad pública.

El ex ministro Avelino Guillén es un respetado ex fiscal que tuvo un papel central en el proceso judicial y posterior condena al ex presidente Alberto Fujimori por violaciones de derechos humanos y corrupción. Castillo lo convocó -precisamente- por ser un referente en la lucha anticorrupción y lo paradójico es que Guillén renunció porque el presidente no lo respaldó frente a la insubordinación del ex director general de la Policía Nacional, Javier Gallardo, sobre quien pesan serias denuncias de corrupción, como el cobro de sobornos para ascensos policiales o traslados de destino del personal policial. Mirtha Vásquez le había pedido a Castillo que respalde a Guillén y, como no lo hizo, también renunció.

Seguir leyendo

Presidential Elections in Peru Reveal a Deeply Divided Country

David Lovatón Palacios*

The fox from above and the fox from below– José María Arguedas

Country of Jauja a possible utopia, which is that of respectful and enriching coexistence between cultures– Edgardo Rivera Martínez

Last Sunday, June 6, the second round of elections took place in Peru between two presidential candidates who obtained the largest number of votes in the general elections on April 11: the leftist, Pedro Castillo of the Free Perú (Perú Libre) party and the right-wing, Keiko Fujimori of the Popular Force (Fuerza Popular) party. At the time of writing this article, the Peruvian National Office of Electoral Processes (Oficina Nacional de Procesos Electorales, ONPE) had already processed 99.82% of the electoral records; the result, although very close, is clear: Castillo obtained 50.204% and Fujimori 49.796% of the votes. By a difference of only 71,441 votes, in an electoral universe of almost 25 million voters, it is most likely that Pedro Castillo will be the next president of the Republic for the 2021-2026 five-year term.

However, Fujimori and her party have still yet to recognize this result, and have announced that they will fight for each and every vote. Fujimori’s team has already officially filed appeals before the electoral justice challenging around 800 voting tables, which would imply the revision of around 500,000 votes, arguing that serious irregularities could have been committed in those voting tables to favor Pedro Castillo.

Seguir leyendo

Elecciones presidenciales en Perú evidencian un país profundamente dividido

David Lovatón Palacios*

El zorro de arriba y el zorro de abajo – José María Arguedas

País de Jauja una utopía posible, cual es la de la convivencia respetuosa y enriquecedora entre culturas – Edgardo Rivera Martínez

El pasado domingo 6 de junio tuvo lugar la segunda vuelta electoral entre dos presidenciables que obtuvieron la más alta votación en las elecciones generales del pasado 11 de abril: el izquierdista Pedro Castillo del partido Perú Libre y la derechista Keiko Fujimori del partido Fuerza Popular. Al momento de escribir este artículo, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) ya había procesado el 99.82% de las actas electorales; el resultado, aunque muy ajustado, es claro: Castillo obtuvo el 50.204% y Fujimori el 49.796% de la votación. Por una diferencia de tan sólo 71,441 votos, en un universo electoral de casi 25 millones de votantes, lo más probable es que Pedro Castillo será el próximo presidente de la República para el quinquenio 2021-2026.

Sin embargo, Fujimori y su partido aún no reconocen este resultado, han anunciado que pelearán voto a voto y han oficializado ante la justicia electoral la impugnación de alrededor de 800 actas que supondría la revisión de alrededor de 500,000 votos, arguyendo que se habrían cometido en esas mesas de votación graves irregularidades para favorecer a Pedro Castillo.

Seguir leyendo