El síndrome de la depresión constitucional

Miguel Sarre

Hand of business person watering idea tree.

En una lectura que hice hace años, cuya fuente no he podido recuperar, un viejo profesor narraba cómo, en los albores de la Guerra Civil española, no interrumpió sus clases a pesar de que, desde el aula, se escuchaba el detonar las bombas. Pensó entonces que las hostilidades cesarían en algún momento y que si no se preparaba una nueva generación de juristas, no podrían construirse las instituciones democráticas que anhelaba.

Sigue leyendo